Morales: Briofitas del Parque Nacional Macarao, Venezuela
Vol. , Num. 127, Año. 2020
Recibido: 2019 07 31
Aceptado: 2019 11 25



Introducción

El Parque Nacional Macarao se ubica en la Cordillera de la costa en Venezuela, el parque cuenta con una superficie aproximada de 15,000 ha que abarcan la cuenca de los ríos Macarao, San Pedro y El Jarillo (MARN, 1992). Estos forman parte del sistema hidrográfico que abastece de agua al Distrito Capital y a parte del estado Miranda (INPARQUES, 1978).

Macarao es uno de los cuatro parques nacionales que forman el corredor ecológico a lo largo de la serranía litoral de la Cordillera de la costa venezolana, el cual protege una superficie de 177,350 ha, de las cuales 45% está compuesta en su totalidad por bosques siempreverdes per se (Yerena y Romero, 1992; Weidmann et al., 2003). Por sus paisajes y la presencia de ruinas históricas como Las Mostazas y Los Tapiales, que formaban parte de las rutas de Los Teques a Maracay en la época colonial, posee un alto valor turístico (MINAMB, 2014).

Este Parque Nacional ha sido clasificado dentro de la categoría de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como un área “Amenazada” debido a factores antrópicos como la contaminación de las aguas, la introducción de especies exóticas, la cacería ilegal y el turismo no regulado (Castillo y Salas, 2006). En su periferia están ubicadas áreas urbanas y turísticas con una alta demanda como es el caso de los sectores conocidos como el Junquito, Jarillo, Colonia Tovar, Pozo de Rosas y San Pedro de los Altos (INPARQUES, 1978). Entre los planes de preservación del parque, en los años 70 del siglo 20, se establecieron grandes áreas de reforestación con Eucalyptus L’Hér. y Pinus nigra J.F. Arnold, que modificaron drásticamente su vegetación nativa.

Con respecto al conocimiento de la biodiversidad de Macarao, a la fecha se han realizado diversos estudios de su flora y fauna, los cuales han exaltado su valor como reservorio y corredor biológico (Bravato, 1974; Ramírez Reyes y Skorepa, 1974; Guariglia, 1987; Rodríguez, 2000; Cortéz, 2003; Hilty, 2003). No obstante, dichas investigaciones no han sido suficientes para evaluar la diversidad biológica de la zona, ni los procesos ecológicos a nivel de la dinámica de la vegetación que ocurren como respuesta a la actividad antropogénica, ni los de restauración que se han venido suscitando en el parque (Silva, 1994).

Son pocos los trabajos que describen la brioflora del parque con exactitud; hasta 2019 sólo se conoce el trabajo de Ramírez y Bowers (1974) que lista 17 especies de briofitos para Macarao. Adicionalmente, se encuentran algunos reportes dispersos en catálogos especializados entre los que cabe citar los de Pittier (1936), Pursell (1973), Ramírez (1974), Morales y García (2006), Morales et al. (2006), Moreno y Morales (2008), Morales (2009, 2010), Morales y Moreno (2009) y León et al. (2015).

Por lo anterior, y con el fin de incrementar el conocimiento de la biodiversidad briológica en Venezuela, el propósito de este trabajo ha sido inventariar los briofitos del Parque Nacional Macarao.

Materiales y Métodos

Sitio de estudio

El Parque Nacional Macarao está situado entre el municipio Libertador, de la ciudad de Caracas, Distrito Capital y el municipio San Pedro, estado Miranda, Venezuela, en las coordenadas geográficas, 10°25'32''N, 67°11'58''O (Fig. 1). Se ubica en la vertiente sur de la serranía litoral de la Cordillera de la costa venezolana, predomina el relieve montañoso, con un rango altitudinal que abarca desde 1000 m, hasta su punto más alto en 2600 m s.n.m, en el Pico Jeremba (MARN, 1992; Chacín et al., 1997).

Figura 1:

Ubicación geográfica del Parque Nacional Macarao, Venezuela, y las siete localidades de muestreo indicados con un círculo rojo. Se detalla toda la región de la Cordillera de la costa venezolana con sus límites geográficos como son los estados Guarico y Anzoategui.

2448-7589-abm-127-e1593-gf1.jpg

El clima es tropical templado de altura, la temperatura anual oscila entre 16 y 26 °C y la precipitación anual entre 1000 y 1400 mm (MARN, 1992). En el área de estudio se presentan dos estaciones bien marcadas, una época de lluvia que ocurre entre mayo y noviembre, y el resto del año tiende a ser de sequía (Castillo y Salas, 2006).

El Parque está compuesto principalmente por sabanas a bosques semideciduos hasta 1000 m s.n.m. (Huber y Alarcón, 1988; Castillo y Salas, 2006; Huber y Oliveira-Miranda, 2010). Encima de esta última altitud, se encuentran bosques nublados (Yerena y Romero, 1992).

Inventario florístico

Se llevaron a cabo siete salidas de campo durante un año, entre 2008 y 2009. Las recolecciones de briofitos se realizaron cada 100 metros altitudinales, entre 1500 y 2600 m, dado que en los primeros pisos altitudinales (1000-1400 m), se encontró una fuerte intervención antropogénica que imposibilitó el muestreo en esa zona.

Se muestrearon los briofitos sobre los sustratos disponibles (suelo, roca, árboles, hojas y material en descomposición), de acuerdo con el protocolo propuesto por Frahm et al. (2003) y Gradstein et al. (2003) establecido para este grupo de plantas.

Las recolectas del presente trabajo se identifican por numeración de la autora; los ejemplares fueron depositados en el Herbario Nacional de Venezuela (VEN) con duplicados en el Missouri Botanical Garden (MO).

Las localidades muestreadas dentro del Parque Nacional Macarao fueron:

  1. Sector El Barniz, ubicado en la vertiente sur del parque, carretera San José el Jarillo, 10°21.2'N-67°07.6'O, 1500-1600 m s.n.m.

  2. Quebrada La Bachaca, cercanías del puesto de Guarda parques de Quebrada Honda, 10°21'N-67°09'O, 1600-1700 m s.n.m.

  3. Estación de Guardaparques “La Culebra”, sector Montañuela, San Pedro de los Altos, 10°23'51''N-67°04'O, 1600-1700 m s.n.m.

  4. Embalse Agua Fría, 10°21'38.9''N-67°40'99.3''O, 1700-1800 m s.n.m.

  5. Sendero Tres Agüitas, en las cercanías de la Coordinación del parque, El Junquito, 10°27.46'N-67°04'22.7'O, 1900-1950 m s.n.m.

  6. Cerro Ño León, ubicado en la cumbre del parque entre los estados Vargas y Miranda, en la carretera Junquito - Colonia Tovar, 10°26.2'N-67°09.6'O, 2100 m s.n.m.

  7. Pico Jeremba, linderos del parque en las cercanías de la carretera Junquito - Colonia Tovar, 10°24.9'N-67°13.1'O, 2600 m s.n.m.

Determinación de especies

Las especies fueron determinadas mediante claves analíticas; se consultaron los trabajos de Castle (1968), Reyes (1982), Allen (1994, 2002), Gradstein (1994, 2016), Sharp et al. (1994), Churchill y Linares (1995), Reiner-Drehwald (1995, 2000, 2007), Buck (1998, 2003), Reiner-Drehwald y Goda (2000), Dauphin (2003), Gradstein y van Beek (1985), He y Grolle (2001), Gradstein et al. (2001), Ilkiu-Borges y Lobato (2004) y Gradstein y Uribe-M (2011). La actualización nomenclatural de la lista obtenida fue realizada con base en la clasificación de Goffinet et al. (2008) para Bryophyta y Crandall-Stotler et al. (2009) y Söderström et al. (2016) en el caso de las Marchantiophyta.

Revisión de herbarios

Con el fin de enriquecer la información botánica recopilada en el inventario del Parque Nacional Macarao durante las salidas de campo, se realizó la búsqueda adicional de exsicatae (identificadas o no) colectadas en el área de estudio, en los herbarios más importantes para la región centro norte venezolana. Se consultaron los siguientes herbarios: Herbario del Museo de Historia Natural La Salle (CAR), Herbario Dr. Víctor Manuel Ovalles (MY), Herbario Nacional de Venezuela (VEN), Herbarium Smithsonian institution (US), New York Botanical Garden (NY), Missouri Botanical Garden (MO) y Herbarium of the Academy of Natural Sciences of Drexel University (PH). Adicionalmente, se revisaron diferentes bases de datos de herbarios extranjeros como Missouri Botanical Garden (TROPICOS, 2019), Herbario del New York Botanical Garden (NY, 2019) y Musgos de Venezuela (León et al., 2013).

Revisión bibliográfica

Con el fin de obtener patrones de distribución geográfica y otros registros de especies colectadas en el área de estudio se consultó bibliografía básica de la brioflora venezolana como: Pittier (1936), Pursell y Curry (1970), Griffin et al. (1973), Pursell (1973, 2007), Ramírez y Bowers (1974), Ramírez y Crusco de Dall`Aglio (1981), Moreno (1990), Lüth y Shäfer-Verwimp (2004), León (2005), Morales y García (2006), Dauphin et al. (2008) y León et al. (2015). Para la clasificación de los reinos florísticos, se consideraron Diels (1958) y Ruggiero y Ezcurra (2003).

Resultados

El inventario (Apéndice) del área de estudio incluye: especies colectadas por TMR (Thalia Morales Rojas) en siete salidas de campo realizadas durante un año (entre 2008 y 2009 y se identifican con el término “inventario”), ejemplares revisados e identificados procedentes del Herbario Nacional de Venezuela (VEN), Herbarium Smithsonian Institution (US), New York Botanical Garden (NY), Missouri Botanical Garden (MO) y Herbarium of the Academy of Natural Sciences of Drexel University (PH) y, finalmente, ejemplares citados para el área de estudio en la bibliografía (León et al. (2015), Morales y García (2006), Morales et al. (2006), Morales y Moreno (2010), Pittier (1936), Pursell (1973), Ramírez y Bowers (1974), TROPICOS (2019)). En este apéndice se sintetiza la distribución de 250 ejemplares de briofitos reportados para el Parque Nacional Macarao, producto tanto del inventario como de referencias y vouchers distintos a TMR. En total se identificaron 114 especies, 77 géneros y 42 familias de briofitos, agrupadas en 70 especies de musgos pertenecientes a 50 géneros y 28 familias. Adicionalmente, se tienen 14 familias, 27 géneros y 44 especies de hepáticas. No se reporta ningún antocero.

Las familias mejor representadas en cuanto a número de géneros y especies fueron Lejeuneaceae (13 géneros /21 especies), Sematophyllaceae (3/6), Fissidentaceae (1/6), Pilotrichaceae (4/4), Neckeraceae (5/5) y Orthotrichaceae (2/7). A nivel genérico, Radula (7), Fissidens (6), Macromitrium (5) y Lejeunea (5) destacaron por presentar el mayor número de especies. Se reporta Calymperes tenerum Müll. Hal. como nuevo registro para Venezuela (Fig. 2).

Figura 2:

Calymperes tenerum Müll. Hal. A. hábito; B. células cancelinas; C. vista lateral células papilosas de la lámina; D. vista frontal de la lámina.

2448-7589-abm-127-e1593-gf2.jpg

De la revisión de herbarios nacionales y extranjeros sólo se obtuvieron seis registros para el Parque Nacional Macarao: Steerecleus beskeanus (Müll. Hal.) H. Rob., Daltonia stenophylla Mitt., Fissidens steerei Grout, Macromitrium guatemalense Müll. Hal. y Schlotheimia jamesonii (Arn.) Brid. los cuales provenían de VEN, excepto Holomitrium arboreum Mitt., citado en las colecciones de MO (TROPICOS, 2019).

En cuanto a los resultados de la revisión bibliográfica de la brioflora del área de estudio, históricamente se habían reportado 21 especies: Bryum argenteum Hedw., Bryum caespiticium Hedw., Steerecleus serrulatus (Hedw.) H. Rob., Syrrhopodon incompletus Schwӓgr., Syrrhopodon parasiticus (Sw. ex Brid.) Besh., Erythrodontium longisetum (Hook.) Paris, Erythrodontium squarrosum (Hampe) Müll. Hal. ex Paris, Funaria hygrometrica Hedw., Chryso-hypnum diminutivum (Hampe) W.R. Buck, Ectropothecium leptochaeton (Schwägr.) W.R. Buck, Mittenothamnium reptans (Hedw.) Cardot, Leucobryum crispum Müll. Hal., Macromitrium longifolium (Hook.) Brid., Schlotheimia rugifolia (Hook.) Schwӓgr., Callicostella depressa (Hedw.) A. Jaeger., Didymodon inundatus (Mitt.) Broth., Taxiphyllum taxirameum (Mitt.) M. Fleisch, Rhaphidorrhynchium decurvifolium (Mitt.) Broth., Lejeunea flava (Sw.) Nees, Leptolejeunea obfuscata (Spruce) Steph. y Monoclea gottschei Lindb. (Pittier, 1936; Pursell, 1973; Ramírez y Bowers, 1974; Morales et al., 2006; Morales y Moreno, 2010; León et al., 2015).

Los patrones de distribución geográfica de los briofitos del Parque Nacional Macarao corresponden a las regiones Neotropical (53% de las especies), Cosmopolita (12%), Pantropical (11%), América tropical (11%) y Subtropical (11%) (Diels, 1958). Adicionalmente, se registran taxones con rangos restringidos de distribución como Porotrichodendron robustum Broth. y Radula jamesonii Taylor, sólo reportados para los Andes venezolanos. Por su parte, Steerecleus beskeanus (Müll. Hal.) H. Rob. y Rhaphidorrhynchium decurvifolium son conocidas de Venezuela y Brasil, Didymodon inundatus (Mitt.) Broth. de Venezuela y Ecuador, Radula schaefer-verwimpii K. Yamada de Bolivia, Ecuador, Brasil y Colombia, y R. decora Gottsche ex Steph. Es reportada para Chile, Venezuela y Ecuador (Churchill et al., 1995).

Discusión

La brioflora del Parque Nacional Macarao cuenta con 114 especies repartidas en 77 géneros y 42 familias, destacan 87 adiciones al conocimiento de la flora del parque y el registro de una nueva especie para el país (Calymperes tenerum).

Según lo listado en este trabajo, la flora briofítica de Macarao representa 13.5% especies reportadas para Venezuela (León y Rico, 2003). Al comparar estos resultados con otros estudios briológicos realizados en la Cordillera de la costa venezolana, se obtienen similitudes en el número de familias más diversas, entre las que dominan Pilotrichaceae, Sematophyllaceae y Lejeuneaceae (Morales, 2009, 2010; Morales et al., 2014, Morales y León, 2015).

Las 70 especies de musgos aquí registradas representan 7.3% de la brioflora de Venezuela (León et al., 2015). De los musgos reportados, 85.5% son de amplia distribución en el país, mientras que 14.5% tienen distribución restringida entre uno y tres estados del territorio venezolano, como es el caso de Bryum caespiticium, Daltonia stenophylla, Taxiphyllum taxirameum, Macromitrium microstomum (Hook. & Grev.) Schwӓgr., Lepidopilum longifolium Hampe, Tortella alpicola Dixon, Porotrichodendron robustum, Leucodon curvirostris Hampe, Steerecleus beskeanus y Rhaphidorrhynchium decurvifolium (Pittier, 1936; Ramírez y Bowers, 1974; Morales y García, 2006; León et al., 2015). Los musgos son el grupo taxonómico más diverso en comparación con las hepáticas dentro del rango altitudinal estudiado en la brioflora de Macarao, lo cual concuerda con lo descrito por Gradstein y Pócs (1989) y Costa y Lima (2005) para este tipo de bosques.

De las 11 especies de musgos reportadas por Pittier (1936), Ramírez y Bowers (1974), Morales y García (2006) y León et al. (2015) para el Parque Nacional Macarao, sólo se pudieron hallar en esta investigación cuatro taxones, estos fueron Syrrhopodon incompletus, Syrrhopodon parasiticus, Mittenothamnium reptans y Leucobryum crispum. El resto de las especies citadas históricamente para esta localidad no fueron inventariadas en este estudio, lo cual puede atribuirse a varios factores como deforestación, contaminación ambiental y cambio de uso de la tierra, que son las amenazas más comunes que afectan a las comunidades briofíticas (Gradstein, 1992; Gradstein y Sporn, 2010; Glime, 2019). Lamentablemente, todas estas perturbaciones están presentes actualmente en el Parque Nacional Macarao.

Entre los briofitos aquí citadas consideramos de especial cuidado a Steerecleus serrulatus y Rhapidorrhynchium decurvifolium, especies de musgos que presentan una distribución restringida para Brasil y Venezuela (Pursell, 1973; Yano, 1981). En el caso particular de Venezuela, estas especies proceden exclusivamente de las colecciones efectuadas en el parque Macarao hace aproximadamente 100 años. Hasta la fecha no se han registrado nuevamente a pesar de que se visitaron las localidades citadas por sus antiguos colectores. Por tales motivos, y considerando la UICN (2003, 2012) bajo los criterios de fluctuaciones extremas (criterios B y C) y localidad (criterios B y D), proponemos a Steerecleus serrulatus y Rhapidorrhynchium decurvifolium como especies “vulnerables” para la brioflora venezolana.

En cuanto a las hepáticas, las 44 especies registradas en este estudio representan 6.2% de las Marchantiophyta citadas para Venezuela (Ramírez, 1974; León y Rico, 2003). De estos taxones, 90% son de amplia distribución en el país, con la excepción de Aneura pinguis (L.) Dumort., Anomoclada portoricensis (Hampe & Gottsche) Váňa, Frullania kunzei (Lehm. & Lindenb.) Mont. y Radula surinamensis Steph. que sólo se conocen para el sur de Venezuela, y entre uno a tres estados.

Sematophyllum Mitt. (musgo) y Lejeunea Lib. (hepática) son géneros ampliamente reportados como parte fundamental de la brioflora Neotropical (Pócs, 1982; Tan y Pócs, 2000; Gradstein et al., 2001; León y Rico, 2003). Según Gradstein y Pócs (1989), ambos géneros son propios de los bosques tropicales, en un amplio rango altitudinal entre 300-500 hasta 2000-3000 m. Por lo tanto, nuestros resultados concuerdan con las descripciones florísticas de la región.

Según Robinson (1986), las relaciones biogeográficas de la Cordillera de la costa venezolana se encontraban bajo la influencia caribeña; sin embargo, la brioflora de Macarao resultó altamente diversificada en cuanto a su distribución. Por lo tanto, se puede indicar que esta región funciona como sumidero o puente de diversas regiones, tan lejanos físicamente como los Andes y la Guayana. De esta forma se señala que la vía de migración de los briofitos de Venezuela ocurrió a todo lo largo del continente americano, siendo Centroamérica y el Arco antillano la conexión entre el norte y sur América, lo cual concuerda con Schuster (1983) y Delgadillo (1998, 2000).

A pesar de los hallazgos brioflorísticos de este estudio, es evidente que aún existen vacíos en el conocimiento de la riqueza y distribución de especies de la brioflora venezolana, haciendo necesario continuar y propiciar los inventarios florísticos e identificación de ejemplares de herbario, como fuente invaluable de la información de la biodiversidad biológica.

Se recomienda enfatizar la protección de los ecosistemas naturales en nuestro país, ya que éstos son albergue de una gran variedad de especies que aún desconocemos. Se considera también necesario incrementar los estudios florísticos en estas zonas con el fin de verificar de forma continua el estado de conservación de las especies que allí conviven.

Agradecimientos

Al Instituto Jardín Botánico Dr. Tobías Lasser (UCV) por ser el pilar fundamental para esta investigación y a los curadores de los herbarios CAR, MY y VEN. De igual manera agradezco a mis colegas y amigos Rafael Ghinaglia, Carolina Fedón, Julián Mostacero y Alix Amaya por su invaluable colaboración en campo. A Efraín Moreno por su amistad, apoyo y observaciones y sugerencias sobre la ejecución de este proyecto para el desarrollo de este trabajo.

Literatura citada

1

Allen, B. 1994. Moss flora of Central America Part 1: Sphagnaceae-Calymperaceae. Monographs in Systematic Botany 49: 1-235.

2

Allen, B. 2002. Moss flora of Central America Part 2: Encalyptaceae-Orthotrichaceae. Monographs in Systematic Botany 90: 1-685.

3

Bravato, M. 1974. Estudio morfológico de frutos y semillas de las Mimosoideae (Leguminosae) de Venezuela. Acta Botanica Venezuelica 9(1/4): 317-361.

4

Buck, W. 1998. Pleurocarpous mosses of the West Indies. Memoirs of the New York Botanical Garden 82: 1-400.

5

Buck, W. 2003. Guide to the Plants of Central French Guiana Part 3: Mosses. Memoirs of the New York Botanical Garden 76: 1-167.

6

Castillo, R. y V. Salas. 2006. Estado de Conservación del Parque Nacional Macarao. BioParques: Asociación Civil para la Conservación de los Parques Nacionales-ParksWatch. Caracas, Venezuela. http://www.bioparques.org/www.parkswatch.org (consultado junio de 2004).

7

Castle, H. 1968. Radula (L.) Dumortier-A synopsis of the taxonomic revision of the genus. Revue Bryologique et Lichénologique 36: 5-44.

8

Chacín, A., E. Dorta, R. Hidalgo, P. de Luca y M. Salazar. 1997. Evaluación ambiental Cuenca del Río Macarao. Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables, Servicio Autónomo de Conservación de Suelos y Cuencas Hidrográficas. Caracas, Venezuela. 18 pp.

9

Churchill, S. y E. Linares. 1995. Prodromus Bryologiae Novo Granatensis-Introducción a los musgos de Colombia Parte 1 y 2. Biblioteca José Jerónimo Triana, Instituto de Ciencias Naturales de Colombia, Facultad de Ciencias, Universidad Nacional de Colombia. Bogotá, Colombia. 924 pp.

10

Churchill, S. P. , D. Griffin III y M. Lewis. 1995. Moss diversity of the tropical Andes. In: Churchill, S. P. , D. Griffin III y M. Lewis (eds.). Biodiversity and conservation of Neotropical Montane Forest. New York Botanical Garden. New York, USA. Pp. 335-346.

11

Cortéz, L. 2003. El género Cnemidaria C. Presl. (Cyatheaceae) en la región central de la Cordillera de la costa venezolana. Memoria de la Fundación la Salle de Ciencias 156: 131-140.

12

Costa, D. y F. Lima. 2005. Moss diversity in the tropical rainforest of Rio de Janeiro, southeastern Brazil. Revista Brasileira de Botânica 28(4): 671-682.

13

Crandall-Stotler, B., R. E. Stotler y D. G. Long. 2009. Morphology and classification of the Marchantiophyta. In: Goffinet, B. y A. J. Shaw (eds.). Bryophyte Biology. 2nd ed. Cambridge University Press. Cambridge, UK. Pp. 1-54.

14

Dauphin, G. 2003. Ceratolejeunea. Flora Neotropica Monograph 90: 1-86.

15

Dauphin, G., T. Morales y E. Moreno. 2008. Catálogo preliminar de las Lejeuneaceae (Hepaticae) de Venezuela. Cryptogamie, Bryologie, Lichénologie 29: 215-265.

16

Delgadillo, C. 1998. Los musgos, la diversidad y sus causas en el Neotrópico. Monographs in Systematic Botany 68: 61-67.

17

Delgadillo, C. 2000. Distribución geográfica y diversidad de los musgos neotropicales. Boletín de la Sociedad Botánica de México 65: 63-70.

18

Diels, L. 1958. Pflanzengeographie. Sammlung Göschen N. 389/389a. ed. Walter de Gruyter. Berlin, Germany. 194 pp.

19

Frahm, J., T. Pócs, B. O'Shea, T. Koponen, S. Piipo, J. Enroth, P. Rao y Y. Fang. 2003. Manual of Tropical Bryology. Tropical Bryology 23: 1-195.

20

Glime, J. M. 2019. Tropics: Disturbance and Conservation, chapt. 8-14. In: Glime, J. M. (ed.). Bryophyte Ecology, Volume 4: Habitat and Role. Michigan Technological University and the International Association of Bryologists. Michigan, USA. https://digitalcommons.mtu.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1216&context=bryo-ecol-subchapters (consultado enero de 2019).

21

Goffinet, B. , W. R. Buck y A. J. Shaw. 2008. Morphology and classification of the Bryophyta. In: Goffinet, B. y A. J. Shaw (eds.). Bryophyte Biology 2nd ed. Cambridge University Press. Cambridge, UK. Pp. 55-138.

22

Gradstein, S. R. 1992. The vanishing tropical rain forest as an environment for bryophytes and lichens. In: Bates, J. W. y A. M. Farmer (eds.). Bryophytes and lichens in a changing environment. Clarendon Press. Oxford, UK. Pp. 232-256.

23

Gradstein, S. R. 1994. Lejeuneaceae: Ptycantheae, Brachilejeuneaceae. Flora Neotropica Monograph 62: 1-216.

24

Gradstein, S. R. 2016. A new key to the genera of liverworts of Colombia. Caldasia 38(2): 225-249.

25

Gradstein, S. R. y J. van Beek. 1985. A revision of the genus Symbiezidium Trevis.-Beih. Nova Hedwigia 80: 221-253.

26

Gradstein, S. R. yT. Pócs . 1989. Bryophytes. In: Lieth, H. y M. Werger (ed.). Tropical rain forest ecosystems: Biogeographical and ecological studies (Ecosystems of the world), Vol. 2. Elsevier. Amsterdam, Netherlands. 713 pp.

27

Gradstein, S., N. Salazar y S. Churchill. 2001. A guide to the Bryophytes of Tropical America. Memoirs of the New York Botanical Garden 86: 1-577.

28

Gradstein, S. R. , N. M. Nadkarni, T. Krömer, I. Holz y N. Nöske. 2003. A protocol for rapid and representative sampling of vascular and non-vascular epiphyte diversity of tropical rain forest. Selbyana 24: 105-111.

29

Gradstein, S. R. y S. Sporn. 2010. Land-use change and epiphytic bryophyte diversity in the tropics. Nova Hedwigia 138: 311-323.

30

Gradstein, S. R. y J. Uribe-M. 2011. A synopsis of the Frullaniaceae (Marchantiophyta) from Colombia. Caldasia 33(2): 367-396.

31

Griffin, D., M. López-Figueiras y L. Ruiz-Terán. 1973. Additions to the moss flora of Venezuela from the state of Merida. Phytologia 25: 107-111.

32

Guariglia, M. 1987. Primer reporte del género Morchella para Venezuela. Acta Botanica Venezuelica 15(1): 19-21.

33

He, X. L. y R. Grolle. 2001. Xylolejeunea, a new genus of the Lejeuneaceae (Hepaticae) from the neotropics, Madagascar and the Seychelles. Annales Botanica Fennici 38: 25-44.

34

Hilty, S. 2003. Birds of Venezuela. 2do Ed. Princeton Press. Princeton, USA. 776 pp.

35

Huber, O. y C. Alarcón. 1988. Mapa de vegetación de Venezuela. Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables-The Nature Conservation Fundation Bioma. Caracas, Venezuela.

36

Huber, O. y M. Oliveira-Miranda. 2010. Ambientes terrestres de Venezuela. In: Rodríguez, J., S. Franklin y D. Giraldo (eds.). Libro rojo de los ecosistemas terrestres de Venezuela. Ed. Provita. Caracas, Venezuela. Pp. 29-86.

37

Ilkiu-Borges, A. y R. C. Lobato. 2004. Os géneros Cyclolejeunea, Haplolejeunea, Harpalejeunea, Lepidolejeunea e Rectolejeunea (Lejeuneaceae, Hepaticae) na Estação Cientifica Ferreira Penna, Pará, Brasil. Acta Botanica Brasilica 18: 537-553. DOI: http://dx.doi.org/10.1590/S0102-33062004000300013

38

INPARQUES. 1978. Parques Nacionales y Monumentos Naturales de Venezuela. Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables. Caracas, Venezuela. 192 pp.

39

León, Y. 2005. Nuevos registros de musgos (Bryophyta) para el estado Mérida y Venezuela. Plántula 3(3): 149-152.

40

León, V. y R. Rico. 2003. Briofitos. In: Aguilera, M., A. Azocar y E. González (eds.). La diversidad biológica en Venezuela. Ediciones Fundación Polar. Caracas, Venezuela. Pp. 122-135.

41

León, Y., M. S. Ussher, T. Morales , C. A. Rojas. 2013. Musgos de Venezuela. Mérida, Venezuela Mérida, Venezuela http://www.musgos.cecalc.ula.ve (consultado junio de 2019).

42

León, Y. , M. S. Ussher , Ch. Rojas y J. F. Delgado. 2015. Musgos de Venezuela (MDV): una base de datos para conocer y conservar la briodiversidad. Acta Botanica Venezuelica 38(25): 169-179.

43

Lüth, M. y A. Schäfer-Verwimp. 2004. Additions to the bryophyte flora of the Neotropics. Tropical Bryology 25: 7-17.

44

MARN, 1992. Áreas naturales protegidas de Venezuela. Serie Aspectos Conceptuales y Metodológicos. Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables. Caracas, Venezuela. 150 pp.

45

MINAMB, 2014. Plan de ordenamiento del territorio nacional del Estado Bolivariano de Miranda. Dirección General de Planificación del Estado Bolivariano de Miranda-Dirección Estatal Ambiental Miranda-Ministerio Popular para el Ambiente. Caracas, Venezuela. 284 pp.

46

Morales, T. 2009. Musgos (Bryophyta) del Parque Nacional El Ávila, sectores: Cerro el Ávila y Lagunazo. Caldasia 31(2): 251-267.

47

Morales, T. 2010. Aporte al conocimiento de las hepáticas (Marchantiophyta) del Parque Nacional El Ávila (Venezuela): sectores Cerro el Ávila-Lagunazo. Tropical Bryology 32: 50-60.

48

Morales, T. y M. García. 2006. Catálogo anotado de las especies venezolanas de musgos (Bryophyta) pertenecientes al Herbario Nacional de Venezuela (VEN). Tropical Bryology 28: 103-147.

49

Morales, T. y E. Moreno. 2009. Lista comentada de las hepáticas (Marchantiophyta) de la región central de la Cordillera de la costa venezolana, colectadas por E. Rutkis. II. Cryptogamie, Bryologie. Lichénologie. 30: 443-455.

50

Morales, T. y E. Moreno. 2010. Contribución al conocimiento de los briofitos epífitos de Venezuela. Ernstia 20(1): 49-81.

51

Morales, T. , M. García y N. Avendaño. 2006. Especies venezolanas de hepáticas (Marchantiophyta) pertenecientes al Herbario Nacional de Venezuela (VEN). Cryptogamie, Bryologie. Lichénologie 27: 1-37.

52

Morales, T. , E. Moreno, R. Ghinaglia y A. Ángel. 2014. Inventario y estado de conservación de la brioflora de Parque Nacional Yurubí (Estado Yaracuy, Venezuela). Acta Botanica Venezuelica 37(1): 1-30.

53

Morales, T. y Y. León. 2015. Adiciones a la flora de musgos (Bryophyta) en el Parque Nacional Henri Pittier, Venezuela. Ernstia 25(2): 1-51.

54

Moreno, E. 1990. Los musgos de Venezuela: Elementos para su estudio. Instituto Pedagógico de Caracas. Caracas, Venezuela. 690 pp.

55

Moreno, E. yT. Morales . 2008. Lista comentada de los musgos (Bryophyta) en la región central de la Cordillera de la costa venezolana, colectados por E. Rutkis. I. Cryptogamie, Bryologie, Lichénologie 29(2): 165-181.

56

NY. 2019. NYBG Steere Herbarium. NewYork Botanical Garden. New York, USA. http://sweetgum.nybg.org/science/vh/ (consultado enero de 2018).

57

Pittier, H. 1936. Los musgos de Venezuela. Boletín de la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales 27(3): 353-389.

58

Pócs, T. 1982. Tropical Forest Bryophytes. In: Smith, A. J. E. (ed.). Bryophyte Ecology. Chapman and Hall. New York, USA. Pp. 59-104.

59

Pursell, R. 1973. Un censo de los musgos de Venezuela. The Bryologist 76(4): 473-500.

60

Pursell, R. 2007. Fissidentaceae. Flora Neotropica 101: 1-279.

61

Pursell, R. y C. Curry. 1970. A contribution to the bryology of Venezuela. Acta Botanica Venezuelica 4(1/4): 69-83.

62

Ramírez, C. 1974. Contribución al estudio de las hepáticas en Venezuela. Acta Macarao 2: 54-68.

63

Ramírez, C. y F. Bowers. 1974. Contribución a la brioflora de Macarao, Venezuela I. The Bryologist 77: 241-242.

64

Ramírez, C. y R. Crusco de Dall´Aglio. 1981. Lista de los musgos de la sección central de la Cordillera de la costa de Venezuela. Ernstia 7: 1-14.

65

Ramírez Reyes, C. y A. Skorepa. 1974. Contribución a la flora liquenólogica del Macarao, Venezuela I. The Bryologist 77: 257.

66

Reiner-Drehwald, M. E. 1995. Las Lejeuneaceae (Hepaticae) de Misiones, Argentina III. Drepanolejeunea y Leptolejeunea. Tropical Bryology 10: 21-27.

67

Reiner-Drehwald, M. E. 2000. Las Lejeuneaceae (Hepaticae) de Misiones, Argentina VI. Lejeunea y Taxilejeunea. Tropical Bryology 19: 81-131.

68

Reiner-Drehwald, M. E. 2007. Preliminary key to the genus Lejeunea in Brasil. University of Göttingen. Göttingen, Alemania. http://www.drehwald.info/Lejeunea/Key_Lejeunea_Brazil_30_Apr.pdf (consultado junio de 2019).

69

Reiner-Drehwald, M. E. y A. Goda. 2000. Revision of the genus Crossotolejeunea (Lejeuneaceae, Hepaticae). Journal of the Hattori Botanical Laboratory 89: 1-54.

70

Reyes, D. 1982. El género Diplasiolejeunea en Cuba. Acta Botanica Hungarica 28: 145-180.

71

Robinson, H. 1986. Notes on the Bryogeography of Venezuela. The Bryologist 89(1): 8-12.

72

Rodríguez, G. 2000. Parque Nacional Macarao-Lista de chequeo de Aves. Sociedad Conservacionista Audubon de Venezuela. Caracas, Venezuela. 28 pp.

73

Ruggiero, A. y C. Ezcurra. 2003. Regiones y transiciones biogeográficas: Complementariedad de los análisis en biogeografía histórica y ecológica. In: Morrone, J. J. y J. Llorente Bousquets (eds.). Una Perspectiva Latinoamericana de la Biogeografía. Las prensas de ciencias-Facultad de ciencias, Universidad Nacional Autónoma de México. México, D.F., México. 141-154.

74

Sharp, A., H. Crum y P. Eckel (eds.). 1994. The moss flora of Mexico. Memoirs of the New York Botanical Garden 69: 1-1111.

75

Schuster, R. M. 1983. Phytogeography of the bryophytes. In: Schuster, R. M. (ed.). New Manual of Bryophyte, Vol 1. Hattori Botanical Laboratory. Tokyo, Japan. Pp. 463-626.

76

Silva, A. 1994. Estructura y funcionamiento de un Bosque Húmedo Montano Bajo sobre la vertiente norte del Parque Nacional “El Ávila”, Venezuela DGSIA/IT/344 Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (MARNR). Dirección de Vegetación, División de Estudios Especiales del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales Renovables. Caracas, Venezuela. 122 pp.

77

Söderström, L., A. Hagborg, M. von Konrat, S. Bartholomew-Began, D. Bell, L. Briscoe, E. Brown, D. C. Cargill, D. P. Costa, B. J. Crandall-Stotler, E. D. Cooper, G. Dauphin, J. J. Engel, K. Feldberg, D. Glenny, S. R. Gradstein, X. He, J. Heinrichs, J. Hentschel, A. L. Ilkiu-Borges, T. Katagiri, N. A. Konstantinova, J. Larraín, D. G. Long, M. Nebel, T. Pócs , F. Puche, E. Reiner-Drehwald, M. A. M. Renner, A. Sass-Gyarmati, A. Schäfer-Verwimp, J. G. Segarra Moragues, R. E. Stotler , P. Sukkharak, B. M. Thiers, J. Uribe, J. Váňa, J. C. Villarreal, M. Wigginton, L. Zhang y Z. Rui-Liang. 2016. World checklist of hornworts and liverworts. PhytoKeys 59: 1-828. DOI: https://doi.org/10.3897/phytokeys.59.6261.

78

Tan, B. yT. Pócs . 2000. Bryogeography and conservation of bryophytes. In: Shaw, A. y B. Goffinet (eds.). Bryophyte Biology. Cambridge University Press. Durham, USA. Pp. 403-448.

79

TROPICOS. 2019. Missouri Botanical Garden. http://www.tropicos.org (consultado junio de 2019).

80

UICN. 2003. Directrices para emplear los criterios de la Lista Roja Versión 3.0. Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) a nivel regional-Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN. Gland, Switzerland y Cambridge, UK. 48 pp.

81

UICN. 2012. Directrices para el uso de los Criterios de la Lista Roja Versión 4.0. Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) a nivel regional y nacional. Gland, Switzerland y Cambridge, UK. 43 pp.

82

Weidmann, K., R. Rangel y A. Reig. 2003. Parques Nacionales de Venezuela. In: Todtmann, C., R. Rangel y F. Wills (eds.). Editorial Arte. Caracas, Venezuela. 256 pp.

83

Yano, O. 1981. A checklist of Brazilian mosses. The Journal of the Hattori Botanical Laboratory 50: 270-456.

84

Yerena, E. y L. Romero. 1992. Corredores ecológicos en el Sistema de Parques Nacionales de Venezuela. Ambiente y Sociedad: la Geografía hacia el Siglo XXI. IV Encuentro de Geógrafos de América Latina. Caracas, Venezuela. Pp. 289-300.

Contribución de autores

1 TM concibió y diseño el estudio, realizó los muestreos e identificación del material briológico y redactó el manuscrito.

Financiamiento

2 Este estudio fue apoyado por Missouri Botanical Garden y Provita a través del Fondo de Becas Iniciativa de Especies Amenazadas (IEA).

Notas

3 Título corto: Morales: Briofitas de Venezuela



Desarrollado por eScire - Consultoría, Tecnologías y Gestión del Conocimiento SA de CV

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2020 Acta Botanica Mexicana

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

 

Cintillo Legal

Acta Botanica Mexicana, Núm. 127, 2020. Publicación continua editada por el Instituto de Ecología, A.C., a través del Centro Regional del Bajío. www.inecol.mx

Editor responsable: Marie-Stéphanie Samain. Reservas de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2016-062312171000-203, ISSN electrónico 2448-7589, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor.

Responsable de la última actualización: Marie-Stéphanie Samain. Ave. Lázaro Cárdenas 253, C.P. 61600 Pátzcuaro, Michoacán, México. Tel. +52 (434) 117 95 13, fecha de última actualización, 7 de enero de 2020.

ISSN electrónico: 2448-7589

Licencia Creative Commons

Esta obra está bajo una Atribución-No Comercial (CC BY-NC 4.0 Internacional).

Basada en una obra en abm.ojs.inecol.mx